derecho corrección

Derecho de corrección. Remain or leave. Esa es la cuestión.

derecho corrección

A menudo cuestionamos las decisiones del legislador, como la de los progenitores, y si una medida, reforma o modo de corrección es o no adecuado y si pasado un tiempo continuamos creyendo que algunas de esas medidas o reformas hubiera sido mejor no tocarlas, pero sea como sea nunca será fácil legislar como tampoco educar a nuestros hijos/as y menos aún cuando con tibieza dudamos si podemos corregirlos o no, si aquélla palmada en el trasero o aquél tirón de orejas está hoy justificado o cualquier contacto físico y verbal ya puede ser considerado un tipo de violencia doméstica o familiar.

Os dejo el enlace de un nuevo artículo publicado por www.lawandtrends.com en el marco de colaboración con www.derechoporlavida.com. Sin duda un artículo abierto a debate,polémica y diversidad de opiniones. Pero lo más difícil, sin dudas, será encontrar una solución que nos conduzca a recuperar aquéllos valores y principios que sin menoscabo de los derechos y libertades que a día de hoy se han logrado, los hijos, nuestros hijos/as no pierdan el respeto y disciplina que le deben a sus progenitores y entiendan que todo aquéllo que se hace, en ocasiones, con animus corrigendi y no animus laedendi, no necesariamente ha de ser con el objeto de hacer daño y menoscabar la integridad física y moral de los más necesitados de protección, sino el de enmendar una conducta o comportamiento que en modo alguno puede ser tolerado.

Debe el lector prudente entender que no se trata de justificar ningún tipo de violencia o maltrato y tampoco que ésta sea la vía adecuada para corregir comportamientos erróneos pues en la moderación y proporcionalidad no entiendo deba sacarse de contexto lo que sólo en ocasiones supone otro modo más de educar a nuestros hijos/as.

El falsus ius puniendi parental